20 zonas erógenas impresionantes

20 zonas erógenas impresionantes parte 1

Queremos contarte todo sobre las zonas erógenas y como aprovecharlas. Las zonas erógenas o zonas de recreo, son partes del cuerpo que por su sensualidad provocan sensaciones de placer. Ya sea cuando recibes un masaje erótico o estás en una situación intima, estas zonas responden mejor a estímulos sexuales. Hay una serie de zonas erógenas que pueden condimentar tu vida sexual y dejar a tu pareja pidiendo más… 

Sigue leyendo para enterarte de todos los detalles de las zonas erógenas más excitantes que usted y su pareja pueden experimentar en la intimidad. 

Órgano Sexual

Podría decirse que la zona más erógena del cuerpo es el órgano sexual. Para una mujer es el clítoris y la vagina, y para un hombre es el pene y el escroto.  

La parte genital es a menudo estimulada con un dedo, un lengüetazo o ambos al mismo tiempo. Prestar atención al placer de las partes más privadas y zonas erógenas no deja nada fuera de los límites

Los pechos y pezones

Una gran cantidad de personas tienen un orgasmo solo por tener sus pechos y pezones tocados, besados o aspirados de la manera correcta. Los senos están llenos de terminaciones nerviosas, por lo que un suave apretón, caricia o un beso pueden enviar a la gente al límite y volverlos absolutamente locos. 

zonas erogenas

Orejas

Ah, las orejas … ¿Sabías que hay más de 120 puntos de supresión en los oídos? 

Estimular esta área envía energía sexual por todo el cuerpo de tu pareja. Cada beso, mordisco juguetón o la lengua en la oreja crea sensaciones placenteras que siempre pueden conducir al orgasmo a tu pareja. 

Cuello

Una de las zonas erógenas más populares es el cuello. Esta zona es muy sensible al ser besada, tocada, lamida y mordisqueada. Casi cada hombre o mujer responde a esta zona de manera placentera. Estimulando el cuello con sexys, suaves y dulces besos harás flotar a tu pareja entre las estrellas. 

zonas erogenas de masajistas

Clavícula

¿Sabías que la clavícula es súper sensible? Un beso ligero o una suave caricia de los dedos sobre la piel de la clavícula pueden producir un escalofrío de placer. ¿A que nadie te había dicho que es una de nuestras zonas erógenas? 

Interior de los muslos

Los muslos internos son un área muy sensible y, ya que está cerca de la zona genital, estimulándolos puedes acumular una sensación de placer por anticipación. Esta área también responde muy bien cuando la acaricias, tocas, lames y besas. 

Boca y Labios

Un beso aumenta el nivel de dopamina en el cerebro y te pone en un estado de ánimo sexual. Una sesión de besos apasionados puede conducir a mucho más. Los besos sensuales, suaves, con una mordida juguetona en la parte inferior del labio se pueden convertir en un paseo salvaje. 

20 zonas erógenas impresionantes 222

Nalgas

Jugar con nuestros traseros puede llegar a ser estimulante y sexy. Acariciarlo y apretarlo puede conseguir que tu pareja se ponga en marcha. Algunas personas, con las dos manos en sus nalgas y el calor de los cuerpos cada vez más juntos en estas acciones sensuales pueden conducir a sus amantes absolutamente a la locura 😉. 

La Espalda

La espalda, especialmente en la espalda baja es muy sensible. Obtener y dar un buen masaje en la espalda es calmante, sexy y uno de los mayores placeres para la excitación. Dar suaves caricias y besos pueden conducir a un estado de nirvana, así que debes ser creativo en el momento de dar placer en estos casos. 

Ombligo

El ombligo es una de las zonas erógenas que intensifican la sensibilidad. Algunas personas encuentran besando, lamiendo y acariciando el ombligo algo muy placentero, sobre todo porque está cerca de la región púbica. El ombligo, cuando es estimulado por el dedo o la punta de la lengua provoca un cosquilleo distinto en los genitales que crea sensaciones eróticas. 

zonas erogenas

Deja un comentario